setGenerator(''); ?>
Rbla. Catalunya 36, ppal.
08007 Barcelona

Tel. (34) 934 882 788
Fax. (34) 934 880 740
El Consejo de Europa reprende a España por ignorar las denuncias de torturas
Written by Bufet Jordi Domingo   
Tuesday, 30 April 2013 12:05
There are no translations available.

El Comité Europeo para la Preven­ción de la Tortura ha enviado al Gobierno español un informe de más de 100 páginas, en el que re­prende a las autoridades españo­las por no investigar las denun­cias por malos tratos e insta a en­cargar “una investigación inde­pendiente sobre los métodos utili­zados por la Guardia Civil cuando custodien e interroguen a perso­nas arrestadas”.

Tras visitar comisarías de poli­cía, dependencias de la Guardia Civil y centros penitenciarios en Madrid, Barcelona, Córdoba, Ála­va, y Cádiz en junio de 2011, la delegación del comité europeo en­viado a España redactó un infor­me con sus conclusiones que se hará público hoy. El texto recoge

denuncias de 10 detenidos en régi­men de incomunicación que ale­garon malos tratos de la Guardia Civil Entre otros, “patadas y gol­pes con porras en la cabeza y en el cuerpo”, y la práctica conocida como “la bolsa”, es decir, la coloca­ción de una bolsa de plástico en la cabeza de los detenidos al tiempo que se les obliga a realizar ejerci­cios físicos prolongados, “provocándoles sensación de asfixia”.

En su informe, el comité pone de manifiesto “la necesidad de una acción decidida de las autori­dades españolas para abordar el tema de los malos tratos por par­te de la Guardia Civil en el contex­to de la detención en régimen de incomunicación” y recuerda que lleva dos décadas “llamando la atención" sobre “el problema de los malos tratos que inflige la Guardia Civil” a personas sospe­chosas de delitos de terrorismo. “Los hechos comprobados duran­te la visita de 2011 indican que los problemas antes citados siguen sin resolver”, critican.

El comité pide a las autorida­des españolas que cuando un de­tenido denuncie malos tratos, el juez ordene de inmediato un exa­men médico forense para que esas denuncias “sean investiga­das adecuadamente”, y manifies­ta su deseo de “reabrir dentro de un plazo de tres meses un infor­me detallado de las acciones adop­tadas para aplicar” sus recomen­daciones.

El comité recuerda que ya en el informe que realizó tras una visita a España en 2007 recogió las salvaguardias que dos jueces de la Audiencia Nacional propor­cionaban a las personas deteni­das en régimen de incomunica­ción: la notificación a la familia, la posibilidad de ser visitado por un médico de confianza junto a un médico forense designado por el juez de instrucción y la vigilancia mediante cámaras de vídeo de las zonas de detención las 24 horas. Durante su visita de 2011, los miembros del comité europeo pa­ra la prevención de la tortura comprobaron que tres de los seis jueces de instrucción de la Au­diencia Nacional aplicaban siste­máticamente esas medidas. “No obstante”, señalan, “durante los cinco primeros meses de 2011 to­das las detenciones en régimen de incomunicación fueron autori­zadas por un juez que no aplica ninguna de estas salvaguardias, una situación que resulta sorpren­dente”. El comité recomienda a las autoridades españolas que se adopten “las medidas necesarias para garantizar que se aplican las tres salvaguardias [cámaras de grabación, médico de confianza y notificación a la familia] antes ci­tadas respecto a todas las perso­nas que se encuentren detenidas en régimen de incomunicación”.

El comité denuncia en su infor­me que en las grabaciones de las cámaras de circuito cerrado pudo observar cómo “los detenidos, al ser trasladados de las celdas a la sala de interrogatorios, al gabine­te médico o al baño, permanecían encapuchados y tenían que cami­nar hacia atrás”. El comité pide a las autoridades españolas que “prohíban expresamente encapu­char a las personas que se hallen bajo custodia policial”.

Via: www.elpais.com