setGenerator(''); ?>
Rbla. Catalunya 36, ppal.
08007 Barcelona

Tel. (34) 934 882 788
Fax. (34) 934 880 740
El Gobierno aprueba la reforma del Consejo General del Poder Judicial
Written by Bufet Jordi Domingo   
Friday, 08 March 2013 10:11
There are no translations available.

El Consejo de Ministros ha acordado remitir al Congreso de los Diputados para su aprobación el Proyecto de Ley de reforma del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que tantos quebraderos de cabeza está dando a más de uno. El principal punto de enfrentamiento entre Ministerio y asociaciones de jueces y magistrados radica en que el texto fija que sean las Cortes quienes elijan, por mayoría de tres quintos, a los veinte vocales del CGPJ: el Congreso designará a cuatro juristas de reconocida competencia con más de 15 años de ejercicio profesional y a otros seis correspondientes al turno judicial, y el Senado a otros tantos.

 

Según el Ministerio, el objetivo de esta norma es “garantizar la representación de toda la carrera judicial en el órgano de gobierno de los jueces al facilitar la elección de jueces y magistrados en activo que no pertenezcan a una asociación judicial”. Mientras, las asociaciones ven en este sistema de elección de los vocales una ‘maniobra’ del Gobierno para hacerse con el control del órgano. Además, recuerdan que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, prometió al inicio de su andadura a la cabeza de la cartera llevar a cabo un retoque del CGPJ, que preveía que fueran los jueces y magistrados quienes eligieran directamente a 12 de los 20 miembros del Consejo. Dijo entonces el ministro que era necesario “acabar con la imagen de politización de la Justicia y una separación de poderes desconfigurada”.

La propuesta que finalmente se ha adoptado abre la puerta a que los jueces no afiliados a ninguna asociación puedan postularse como candidatos a las vocalías del CGPJ. Según el nuevo texto, cualquier juez podrá presentar su candidatura con la única condición de aportar el aval de 25 jueces o magistrados en servicio activo o el de una asociación judicial. Cada juez o asociación podrá, a su vez, avalar a un máximo de 12 candidatos. Todas las candidaturas, y no un listado de 36 como se hacía hasta ahora, se remitirán a las Cámaras para que cada una elija los seis vocales judiciales que les corresponden.

En su designación, confiesa el Ministerio, se espera que el Parlamento procure respetar la proporción existente en la carrera judicial entre afiliados y no afiliados y, como mínimo, la proporción de tres magistrados del Tribunal Supremo, tres con más de 25 años de antigüedad, cuatro con menos y otros dos jueces.

Además, para garantizar que la renovación del Consejo se haga sin retrasos, el texto prevé que si el día de la constitución de este órgano una de las dos cámaras no ha procedido a la elección de los vocales que le corresponden, el Consejo se constituirá con los diez nuevos designados por la otra cámara y los diez que en su día eligió la que ha incumplido el plazo. También, se crean dos nuevas figuras: la del vicepresidente del Supremo y la del promotor de la Acción Disciplinaria.

Por otro lado, el proyecto informa que todos los vocales del Consejo, salvo los seis que formen parte de la Comisión Permanente, el presidente del Supremo y el que sea nombrado vicepresidente del CGPJ, permanecerán en servicio activo en la carrera judicial o en el cuerpo funcionarial al que pertenezcan o ejerciendo la actividad profesional que estén desempeñando en el momento de su nombramiento.

Además, en el proyecto de ley se prevé expresamente la renuncia de cargo incompatible con el cargo de vocal si resulta elegido para los vocales de turno de juristas de reconocida competencia, y se acoge la sugerencia de que se aclare si hay incompatibilidad o no de ese cargo con otros cargos gubernativos del Consejo.

Una norma de dudosa constitucionalidad

El propio Cgpj puso en duda a principios de febrero la constitucionalidad de su reforma.  En concreto,  el Pleno del Consejo aprobó un informe muy crítico con la propuesta de Gallardón en que cuestionaban el nuevo sistema de elección de los vocales y censuraban “un desapoderamiento”  de funciones del órgano que produciría “una sumisión del Poder Judicial al Ejecutivo”. Incluso se cuestionaba la constitucionalidad  de la renovación parcial del órgano propuesta por el Ministerio.

Por su parte, José Luis González Armengol, portavoz de la Asociación Francisco  de Vitoria, sostiene  que es una norma que será declarada anticonstitucional,  puesto “que elimina la separación de poderes, precisamente  en unos momentos en que la corrupción política que existe en España hace más ne- cesaria que nunca la independencia judicial”.

También las demás asociaciones han mostrado su rechazo frontal a la propuesta cuando aún estaba en fase de anteproyecto. Entonces,  Joaquim Bosch, portavoz de Jueces para la Democracia, criticó que se “pretende subordinar el Poder Judicial al Ejecutivo”. La Asociación Profesional de la Magistratura, ante la idea de que un juez en activo pueda unir 25 avales para postularse al Consejo, denunció que “lo único que facilitará es que el político pueda elegir de antemano al juez que quiera para que así se integre en la lista de candidatos”.

Una renovación en suspenso

El Gobierno también ha aprobado de forma paralela el proyecto de ley que suspende dos artículos de la actual LOPJ para conseguir que la próxima renovación del Consejo se haga según los criterios marcados en la ley en tramitación. El secretario  general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, declaró que “no tiene sentido” empezar el proceso para renovar el CGPJ cuando hay un proyecto de ley que va a cambiar el sistema de elección de los vocales.

Via: www.eleconomista.es/ecoley/iuris/