setGenerator(''); ?>
Rbla. Catalunya 36, ppal.
08007 Barcelona

Tel. (34) 934 882 788
Fax. (34) 934 880 740
Jarro de agua al Govern
Écrit par Bufet Jordi Domingo   
Vendredi, 15 Mars 2013 11:23
Il n'y a pas de traductions disponibles

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya rechaza la suspensión cautelar de la sociedad entre Agbar y el Área Metropolitana. El juez desbarata los argumentos del Ejecutivo catalán.
Primer varapalo judicial a la Generalitat en su oposición a la sociedad creada en noviembre pasado entre Aigües de Barcelona (Agbar) y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB) para la gestión del ciclo del agua.
 
La sección quinta de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha rechazado la suspensión cautelar de esa sociedad, tal como reclamaba el Departamento de Presidencia de la Generalitat. El letrado entiende que no existen riesgos irreparables que justifiquen esa petición. «Ni se producen un perjuicio de imposible o difícil reparación, ni es evidente que deba prevalecer el interés que defiende la Administración de la Generalitat», concluye.
 
En la demanda planteada, el Ejecutivo catalán considera que la nueva sociedad en la que Agbar cuenta con el 85% del capital y la AMB con el 15%, invade competencias autonómicas. En esta compañía, a la actividad de distribución a 23 municipios, Agbar suma las de depuración de aguas residuales y regeneración que realizaba la firma pública Entitat de Medi Ambient (EMSSA). Parte de los activos corresponden a la distribución en alta (el abastecimiento a las compañías suministradoras), que, según el Govern, corresponde a la sociedad pública Aigües Ter-Llobregat (ATLL.) que explota un consorcio encabezado por Acciona, contra el que Agbar mantiene también un pleito.
 
Si el tribunal hubiera aceptado la suspensión cautelar, el proceso de constitución de la sociedad se hubiera paralizado al menos unos dos años, según fuentes jurídicas consultadas.
El auto también descarta el argumento de la GenEralitat de que la operación se realizó mediante «la adjudicación directa de un contrato de gestión de recursos públicos». El auto destaca que «no es el AMB la que adjudica «directamente» un nuevo contrato de gestión de servicios públicos a una sociedad de economía mixta, sino que es Agbar la que aporta su actividad a la sociedad y, sin esta aportación, la operación es irrealizable».
 
En total, los activos de esta sociedad suman unos 500 millones de euros. Según los términos del acuerdo, Agbar pagará un canon anual a AMB de entre 16 y 20 millones de euros a lo largo de los 50 años de la concesión.
 
La nueva sociedad incorpora los trabajadores de la filial metropolitana de Agbar, unos 750 y otros 250 del Área Metropolitana. La creación de la nueva compañía contó con los votos favorables de CiU y del PSC, la abstención de los populares y Esquerra Republicana (ERC) y la oposición de Iniciativa per Catalunya Verds (ICV).
Via: www.elperiodico.com